¿Que cirugía bariatrica se ha realizado Maradona?

Las noticias son confusas y no se puede difundir información errónea porque hay gran número de personas que padecen obesidad y han sido sometidas a cirugía bariatrica o están pensando en realizarse esta operación.

Recientemente se ha publicado una noticia  sobre Diego Armando Maradona que ha sido sometido a una nueva cirugía para la obesidad utilizando un balón intragastrico.
En primer lugar el balón intragastrico no es ninguna cirugía bariatrica y sus indicaciones son muy limitadas. Actualmente se utiliza en pacientes con obesidad extrema y peso superior a 200kg, que necesitan reducir al menos un 10 % el exceso de peso para ser operados inmediatamente con menos riesgo y en mejores condiciones. 
Maradona tiene realizado un bypass gástrico  laparoscòpico en el año 2005. Todos hemos sido testigo viendo las imágenes en televisión o en prensa de la pérdida de peso que tuvo "el pelusa" y como ha ido reganando peso progresivamente.
El bypass gástrico que ha sido considerado la técnica de elección por excelencia para el tratamiento de la obesidad tiene resultados muy similares al de la gastrectomia vertical o manga gastrica. La reganancia de peso ocurre en un porcentaje muy bajo de pacientes sobretodo cuando no se cumple unas pautas adecuadas o no se realiza seguimiento médico. En esos casos está indicada la cirugía de revisión. La mayoría de los fracasos del bypass gástrico no es por una técnica realizada de forma incorrecta sino por dilatación de la anastomosis entre el estómago y el intestino. Para corregirla se somete al paciente a una nueva cirugía laparoscópica en la que se pone un
anillo en el estómago operado que consiga disminuir el calibre del paso de los alimentos hacia el intestino, de esta manera el paciente    vuelve a tener saciedad precoz ingiriendo pequeñas cantidades de alimentos.
El balón intragastrico no se debe poner nunca en un paciente operado de obesidad y no debe considerarse un procedimiento bariatrico. El volumen del balón es mayor que el reservorio quirúrgico realizado por lo que  que es imposible que pueda ser colocado cuando el bypass gástrico no ha conseguido su objetivo.
Una indicación incorrecta o una mala técnica puede conducir a un fracaso seguro. Un motivo más para que la cirugía bariatrica sea realizada por cirujanos acreditados con amplia experiencia en este tipo de patología.
 

Reunión de cirujanos bariátricos

Durante los días 18-20 de noviembre se ha celebrado en Málaga la reunión de cirujanos bariatricos en la que se ha analizado los pro y contras de las dos técnicas quirúrgicas más frecuentemente realizadas en los pacientes con obesidad mórbida: Gastrectomia vertical y bypass gástrico.
El curso ha formado parte de una de las fases del proceso de acreditación de cirugía bariatrica propuesto por la Sociedad Española de Cirugía de Obesidad (SECO).
La obesidad mórbida continúa siendo uno de los problemas de salud más preocupantes a nivel mundial. La población obesa triplica el número de personas que padecen hambre en el mundo. El 75% de la población tiene problemas de sobrepeso y cerca del 35% obesidad.
La Gastrectomia vertical o manga gastrica comenzó ha realizarse en pacientes con obesidad extrema y elevado riesgo quirúrgico como primer paso de una cirugía en dos tiempos. Posteriormente la evidencia científica ha posicionado la Gastrectomia vertical como técnica quirúrgica bariatrica definitiva en pacientes obesos.
Los resultados a 10 años de pérdida de peso en pacientes con obesidad mórbida son similares a la del bypass gástrico, técnica que clásicamente se había considerado el "gold standard".
Resultados a medio plazo han demostrado que la Gastrectomia vertical también tiene efectos para el control de diabetes tipo II, hipertensión arterial, apena sueño y dislipemia , por lo que puede considerarse una técnica de cirugía metabólica.

Estudios experimentales han demostrado que la Gastrectomia vertical consigue elevar niveles de GLP1, hormona implicada en el control y resolución de la diabetes tipo II. Este efecto junto a las modificaciones producidas en la flora bacteriana y en la absorción de ácidos biliares se han identificado como factores determinantes en    el control de la diabetes tipo II.
Los análisis sobre procedimientos bariatricos realizados por el American College of Surgeons han mostrado un incremento del número de gastrectomias  verticales y un descenso del número de  bypass gástricos.
Los buenos resultados obtenidos con la manga gastrica  realizada en pacientes con obesidad exige que la técnica se realice de forma sistematizada y por cirujanos con amplia experiencia en cirugía bariatrica.

Tres alimentos que ayudan a prevenir la obesidad

En muchas ocasiones tendemos a dividir los alimentos en dos grupos, los que engordan y los que no. Lo cierto es que esta clasificación carece de sentido, ya que un alimento no tiene la capacidad por sí mismo de hacer que una persona engorde. La causa de ganar peso se encuentra en el cómputo global de las calorías de la dieta, y esto depende de los hábitos de alimentación de cada individuo.

Continuar leyendo

La obesidad acelera el envejecimiento del hígado

Unos investigadores han comprobado que la obesidad acelera enormemente el envejecimiento del hígado. Este hallazgo podría explicar la aparición temprana de muchas enfermedades relacionadas con la edad, incluyendo el cáncer de hígado, en personas que son obesas.

Aunque se había sospechado desde hace tiempo que la obesidad envejece más rápido a una persona, no había sido posible probar la teoría..

Has ahora ha sido difícil detectar este efecto de envejecimiento acelerado porque no se sabía cómo evaluar la edad del tejido. Científicos de la Universidad de California, Los Angeles (UCLA) y el Hospital Universitario de Dresde (Alemania) han utilizado un reloj epigenético desarrollado por ellos mismospara descubrir por primera vez que la obesidad acelera en gran medida el envejecimiento del hígado.En total, se analizaron 1200 muestras de tejido, incluidas 140 procedentes del hígado. Compararon la edad biológica con la edad cronológica. En las personas delgadas, las edades coincidían, pero los tejidos del hígado de las personas obesas tendían a tener una edad biológica superior a la que esperaban los investigadores.

Por ejemplo, el trabajo ha visto que el hígado de una mujer que mide 1,67 cm y pesa 90 kilos y tiene un IMC de 33,3 sería de unos tres años mayor que el de otra  de la misma estatura, pero con un peso de 67 kilos (IMC=23,3). Aunque no parece muy grave, dice Horvath, «en realidad sí que lo es. Para algunas personas, la aceleración de la edad debido a la obesidad será mucho mayor, incluso hasta 10 años más».

Los resultados apoyan la hipótesis de que la obesidad se asocia con efectos acelerados de envejecimiento y subrayan, una vez más, la importancia de mantener un peso saludable.

“La acreditacion de profesionales y de centros se asocia con mejores resultados en cirugía bariátrica”

Un estudio  publicado en la prestigiosa revista científica “Journal of the American College of Surgeons” ha demostrado que las operaciones de pérdida de peso que fueron realizadas por cirujanos acreditados en cirugía bariátrica, tuvieron menos complicaciones postoperatorias y tenían 2,3 veces menos riesgo de mortalidad.

Los autores afirman que estos resultados sugieren que la acreditación de los centros de cirugía bariátrica y de sus cirujanos contribuyen a mejorar la seguridad para los pacientes.

Continuar leyendo

Obesidad y cáncer: dos grandes aliados

La obesidad mórbida se ha convertido en un problema muy grave de salud mundial en el siglo XXI. Cuando hablamos de obesidad rápidamente la asociamos con enfermedades como hipertensión aretrial, diabetes, hiperlipidemia, apnea  del sueño, etc.  Todas estas comorbilidades disminuyen la esperanza de vida de los pacientes que la padecen. Sin embargo se desconoce que existe una evidente asociación entre obesidad y cáncer, es decir, la obesidad mórbida puede provocar tumores. Se ha demostrado que hasta el 30 % de las muertes provocadas por cáncer podrían evitarse con hábitos de vida saludable que evitaran la  obesidad y el tabaquismo.  Los pacientes obesos no solamente tienen mayor riesgo de padecer cáncer,  sino que una vez superado este pueden desarrollar un segundo tumor. Por otro lado el exceso de peso se ha relacionado con un pronóstico menos favorable, ya que los pacientes con sobrepeso tienen menos respuesta los tratamientos oncológicos, disminuyendo las posibilidades de curación.

Un estudio publicado en una  prestigiosa revista científica The Lancet muestra los resultados de una investigación que sugiere que el índice de masa corporal (IMC) está positivamente vinculado a los 10 tipos más comunes de cáncer, entre los que se encuentra el uterino, el de cérvix, tiroides, riñones, hígado y colon. Asimismo, concluye que el cáncer de mama postmenopaúsico y la leucemia aumentan exponencialmente el riesgo. Las mujeres obesas que desarrollan cáncer de mama antes de la menopausia tienen un 75 % mayor de mortalidad que las mujeres con normopeso.

Todos estos datos tienen que servirnos para concienciar seriamente a la población del impacto que tiene la obesidad mórbida para padecer algun tipo de cáncer. Se deben proponer todas las medidas de prevención para evitar el sobrepeso, y si ya está establecido actuar utilizando todos los medios científicos demostrados para la recuperación del normopeso, que pueden ir desde la dieta hipocalórica, el ejercicio físico hasta la cirugía bariátrica.

 

Ver archivo PDF - Diario Médico